Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

La competencia y los precios "low cost" marcan la diferencia para muchos usuarios que llenan los depósitos de sus vehículos, con una reducción que a veces puede alcanzar hasta los 20 céntimos por litro y si la media de cada depósito la ponemos en 50 litros, resulta un ahorro de 10 €, una cantidad nada despreciable en los tiempos que corren.

¿Es lo mismo repostar en una gasolinera "low cost" que en una "premium"?

La realidad es que no, pero vamos a desarrollar un poco este tema para que podamos entenderlo.

La mayoría de hidrocarburos que se venden en España proceden de una única compañía:

gasolina low cost. gasolina premium. comparativas.



Las grandes petroleras como Repsol, Cepsa, BP, Shell..., lo que hacen es añadir al combustible una serie de aditivos especiales que mantienen en alto secreto, y lo hacen con el fin de mejorar el rendimiento del motor y evitar el desgaste de todas las piezas vinculadas a la combustión.

Conociendo esto, podemos saber que cualquiera de las grandes marcas venden un producto mejor que las gasolineras "low cost", y que por tanto, esto hará que la vida de nuestro vehículo sea mayor.

¿Eso significa que los combustibles de las gasolineras "low cost" son malos o de baja calidad?

No necesariamente. Este tipo de gasolineras de bajo coste están obligadas por la normativa europea y española a garantizar un mínimo de calidad. La inexistencia de aditivos especiales, así como la reducción del número de trabajadores de estas estaciones de servicios, entre otras cuestiones comerciales; posibilitan que el precio del combustible sea menor.

Evidentemente, la diferencia de la costumbre que tengamos, va a determinar que nuestro vehículo dure más o menos, o empieza antes o después a darnos problemas.

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro