Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

El actual Gobierno de Sánchez está determinado a acabar con la vida del diésel en cuanto a vehículos particulares se refiere, y es que en palabras de su principal adalid, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el diésel "tiene los días contados".

Entre las medidas que se pretenden tomar, no sólo está la de subir los impuestos al diésel respecto a la gasolina, sino que además, habrá otras barreras a la compra de vehículos que utilicen este tipo de combustible.

Nos podemos imaginar cómo ha sentado esta noticia al sector. Una industria que cuenta con 17 fábricas en España directamente vinculadas donde trabajan más de 40.000 personas, y donde se fabrican al año 1,2 millones de coches diésel.

La guerra contra el diésel ha llegado, pero lo peor es que todo apunta a que ha llegado para quedarse. Hace algunos años ya que grandes ciudades como Madrid o Barcelona cuentan con protocolos establecidos para los días con picos de contaminación en donde se impone restricciones al tránsito de vehículos por el centro de ambas ciudades.

De hecho, para el próximo mes de noviembre el Ayuntamiento de Madrid prevé una serie de medidas encaminadas a endurecer aún más el acceso y aparcamiento en el centro a los usuarios, no sólo ya de vehículos diésel, sino también a aquellos que utilicen gasolina. Si no tienes un coche eléctrico olvídate de circular por el centro de Madrid.

¿Quieres saber las medidas que se van a llevar a cabo? Aquí

Diésel. Días contados. Impuestos. Prohibición

Parece ser que, por ahora, las medidas del Gobierno Central no afectarán de lleno al transporte, ni a aquellos autónomos que necesiten su coche como medio de trabajo, pero todo se andará...

Parece evidente que estamos llegando a un punto de inflexión en la utilización de combustibles fósiles, pues, las repercusiones medioambientales son tan evidentes que ya nadie lo discute, pero ¿estamos realmente preparados para hacer frente a la desaparición de los combustibles por otro tipo de tecnologías en el sector del automóvil?

Llegan tiempos difíciles en una industria que no está lo suficientemente preparada para la entrada de vehículos eléctricos o híbridos, en parte por los precios prohibitivos de este tipo de coches o la autonomía que pueden llegar a alcanzar.

¿Qué medidas tomará el Gobierno? ¿Habrá más ayudas a la adquisición de este tipo de coches? ¿La compra de un coche eléctrico, podrá llegar a equipararse en un período relativamente corto, al coste que supone un coche diésel o gasolina?

Lamentablemente, todo parece indicar que no. Con lo que, en coste o impuestos, tocará arrascarse el bolsillo tanto si compramos un coche eléctrico, como si compramos un diésel o gasolina, por lo menos, por el momento.

En cuanto al seguro del vehículo, ¿afecta en la prima si es diésel, gasolina, híbrido o eléctrico? Actualmente, podemos decir que no existe una diferencia notoria. Sin embargo, sí va a influir fundamentalmente en el precio del seguro el valor del vehículo. Es lógico, garantías como el robo, el incendio, el todo riesgo, o incluso la reparación en caso de siniestro culpa contraria, suponen un coste mayor en vehículos de alta gama, que en utilitarios.

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro