Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

Actualmente, el mercador asegurador español está muy prostituido en la mayoría de ramos patrimoniales que afectan al usuario individual. Hablamos de seguros de auto, moto, ciclomotor, salud, hogar y decesos.

Existen a nuestro juicio varios factores fundamentales que propician esta situación.

1.- La deslealtad de los asegurados con las compañías de seguros.

Esto tiene su explicación. Su origen básicamente es que el asegurado no ve con buenos ojos, ni entiende, el hecho de que, en cada renovación, la prima de seguro aumente con respecto a años atrás. Y esto lo percibe el asegurado doblemente; por un lado, el buen cliente que no tiene siniestros, se consciencia de que la compañía no premia sus años sin siniestros, sino que, percibe un ánimo de lucro por parte de la aseguradora que le hace revelarse.

2.- Por otra parte, las circunstancias del mercado cambian rápidamente.

Lo que hace tres o cuatro años era un buen precio, hoy día, puede llegar a ser un precio caro con respecto a las condiciones del mercado. Eso el asegurado lo percibe cuando llegan ofertas, el cliente es sensible a los anuncios que nos bombardean por todos lados, televisión, prensa, teléfono..., o cuando se habla el tema entre compañeros o amigos.



Las compañías de seguros son las principales responsables en muchas ocasiones de la fuga de clientes a otros aseguradores, ya que no disponen de un control de cartera que corrija estas situaciones que comentamos, ni agradecen la fidelidad de sus asegurados siendo cercanos, estando pendientes de sus opiniones u ofreciendo premios, sorteos o pequeños regalos directos.

El seguro es un negocio como otro cualquier. Está claro que, lo que las aseguradoras pagan por un lado, deben recibirlo por otro, y además ganar dinero en esa ecuación para que el negocio sea rentable. No obstante, la mayoría de las compañías son multiramo, lo que quiere decir, que pueden compensar las pérdidas puntuales en un determinado ramo con los beneficios de otros.
¿Qué ocurre cuando queremos cambiar de compañía?

Los Seguros se rigen por la LCS  y el artículo 22 de esta ley viene a decir que, cualquiera de las partes, puede rescindir el contrato comunicándola a la otra parte por escrito, y en el caso del asegurado, con un mes de antelación al vencimiento de la póliza.

¿Qué ocurre aquí?

Dos cosas:

1.- La compañía con la LCS puede reclamar la prima impagada incluso judicialmente. Amistosamente en cualquier caso, y a través de empresas de recobro que pueden incluirte en algún fichero de morosos.

2.- Exceptuando las pólizas de vida, y algunas de decesos, donde las compañías claramente exponen las primas que el asegurado tendrá que pagar conforme vayan cumpliendo años. Y, excepcionalmente, en aquellos otros ramos donde las compañías intenten legitimar subidas a través de cláusulas restrictivas que el asegurado termina aceptando y firmando.

Salvo en esos casos anteriores, si la compañía nos quiere subir el precio de la prima de seguro; debe comunicárnoslo fehacientemente y en plazo, si no lo hace; está el asegurado legitimado para devolver el recibo subido y anular el contrato de seguro, pues, no se trataría de una renovación, sino sería una novación del mismo, un contrato nuevo, cuya condición fundamental, la prima de seguro, debe ser aceptada por el asegurado de manera expresa. Y así lo declara la jurisprudencia.

A continuación, vas a poder descargarte una serie de documentos en formato Word para que te sea fácil:

comunicar la baja del seguro a la compañía con el tiempo que marca la LCS.

- Vehículos (Coches, furgonetas, camiones, buses, motos, ciclomotores...)
- Hogar, comercio, comunidades, oficinas
- Decesos, vida, accidentes...

Siempre es recomendable cuando presentamos un escrito en la compañía que nos llevemos dos copias del mismo y nos sellen una con sello y fecha de entrada, o bien, si es una compañía que no tiene sede en nuestra localidad, mandemos escrito certificado, nos saldrá sobre unos tres euros y pico o burofax sobre unos cinco euros.

Si has devuelto la prima de seguro porque venía muy alta y te reclaman el recibo o la anulación por no haberlo comunicado en plazo, te aportamos escrito para que puedas presentarlo en la compañía.

- Ante reclamaciones por devolución de recibos.

Debido a que este portal se sustenta gracias a la publicidad y a las donaciones, cuestiones que no están dando buenos resultados para la cantidad de trabajo e información gratuita que ofrecemos; hemos decidido que para que puedas acceder a estos, debes compartir esta entrada en alguna de tus redes sociales, así ayudarás a difundir nuestra marca.

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro