Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

A pesar de las campañas de concienciación que promueve cada año la Dirección General de Tráfico, el exceso de velocidad es una cuestión casi inevitable hoy día en el mundo moderno. El ritmo de vida de los países desarrollados, la gran afluencia de tráfico que soportan diariamente nuestras carreteras, los trabajos ubicados a largas distancias del domicilio de residencia, el estrés, la intolerancia ante conductores menos experimentados o la conducción profesional, son algunos de los factores que hace que, en ocasiones, pisemos el acelerador más de la cuenta.

Lamentablemente, son muchas las personas que pierden la vida en la carretera a consecuencia de accidentes provocados por el exceso de velocidad. Y lo que es peor, muchas otras vidas rotas por las lesiones sufridas en estos accidentes.  Raro es el día que no nos bombardean las  cadenas de televisión o radio con este tipo de información. Sin embargo, parece que lo único que nos hace mella es cuando nos tocan el bolsillo.

Bien es cierto que algunos de los radares parecen puestos a conciencia en tramos donde los valores de velocidad fluctúan con relativa frecuencia, de ahí que nuestra opinión sobre la DGT, a veces, se base fundamentalmente en el afán recaudatorio de la administración.

Límites de velocidad en España 2018

Actualmente, para cumplir con los límites de velocidad, tenemos que tener en cuenta el tipo de via:

- Autopistas y autovías: en ellas el límite de velocidad para vehículos turismos y motocicletas se sitúa en 120 km/h. Los autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables, podrán circular hasta los 100 km/h. Mientras que los camiones, tracto-camiones, furgones y automóviles con remolque de hasta 750 kg, sólo podrán circular a 90 km/h. El resto de vehículos máximo 80 km/h.

- Carreteras convencionales con arcén pavimentado de 1,50 metros o más: en este caso, los turismos  y motos pueden circular a 100 km/h. Autobuses, vehículos derivados de turismo y mixtos adaptables, hasta los 90 km/h. Los camiones, tracto-camiones, furgones y automóviles con cualquier tipo de remolque, hasta los 80 km/h.

- Carreteras fuera de población sin arcén pavimentado: turismos y motos no pueden circular a más de 90 km/h. Autobuses y vehículos derivados de turismos y mixtos adatpables tienen su límite en los 80 km/h. Para los camiones, tracto-camiones, furgones y automóviles con cualquier tipo de remolque, tienen su límite en 70 km/h.

En población: cualquier tipo de vehículo debe limitar su velocidad a los 50 km/h. Los vehículos que realicen transporte escolar y de mercancías peligrosas, tendrán que reducir el límite siempre en 10 km/h. Autobús con autorización para plazas de pié, aunque la vía indique otra velocidad, tendrá que circular como mucho a 80 km/h.

Recordar que nos dice la DGT que las velocidades máximas fijadas para las vías rápidas y carreteras convencionales que no discurran por suelo urbano, solo podrán ser rebasadas en 20 kilómetros por hora, por turismos y motocicletas, cuando adelanten a otros vehículos que circulen a velocidad inferior a aquéllas.

Además, se podrá circular por debajo de los límites mínimos de velocidad en los casos de transportes y vehículos especiales, o cuando las circunstancias de tráfico impidan el mantenimiento de una velocidad superior a la mínima sin riesgo para la circulación, así como en los supuestos de protección o acompañamiento a otros vehículos, en las condiciones que reglamentariamente se establezcan.

Y algo muy importante, salvo en los casos de inminente peligro, todo conductor, para reducir considerablemente la velocidad de su vehículo, deberá cerciorarse de que puede hacerlo sin riesgo para otros conductores y estará obligado a advertirlo previamente, sin que pueda realizarlo de forma brusca, para que no produzca riesgo de colisión con los vehículos que circulan detrás del suyo.

¿Cuál es la sanción que puede acarrearnos el exceso de velocidad?

Veámoslo aquí

Ante la sanción, ¿qué nos cubre la aseguradora?

Si tenemos contratada la Defensa de Multas en nuestra póliza de auto, la mayoría de compañías nos debe cubrir:

- La gestión y tramitación de los recursos de carácter administrativo, contra sanciones debidas a infracciones del Código de Circulación y demás disposiciones reguladoras de Tráfico.

- La tramitación de la identificación del conductor con objeto de que el procedimiento se realice contra el conductor autorizado del vehículo asegurado en el momento de la sanción.

- Los costes y tasas de examen para la asistencia a cursos de educación vial para la recuperación parcial de puntos o para la recuperación del permiso de conducción si éste ha sido retirado.

- El servicio de búsqueda en los Boletines Oficiales que dispongan de servicio informático con el fin de advertir al asegurado del inicio de un procedimiento sancionador.

Existen otras coberturas complementarias que también pueden estar incluidas en esta garantía.

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro