Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

Mucha es la información que tenemos que aportar a la hora de pedir presupuesto para un vehículo, dni, nombre y apellidos, fecha de nacimiento, fecha de carnet, código postal, nacionalidad, etc, ect. Pero lo más importante para las compañías, lo que va a condicionar el precio del seguro por encima de cualquier otra información, como la edad o la fecha de carnet; son los antecedentes que tengamos de los últimos cinco años.

Es decir, las compañías antes se asumir el riesgo de asegurar a un cliente quieren conocer qué comportamiento ha tenido a lo largo de su trayectoria como asegurado. Si ha tenido muchos siniestros el presupuesto evidentemente saldrá recargado, pero si sus números son buenos, el precio que nos den gozará de bonificación, y la mayor parte de las veces, los precios que obtengamos serán buenos.

¿Qué medios tienen las compañías para conocer esos antecedentes? 

El dato más importante que debemos aportar a la hora de hacer un seguro es la compañía actual en la que nos encontramos y el número de póliza de nuestro contrato. Nos vale con los últimos cinco números. El NIF/CIF, la compañía y el número de póliza va a permitir a las aseguradoras conocer nuestro historial de siniestralidad. 

¿Quieres saber cómo lo hacen? 

Lo explicábamos en esta otra entrada

Con esta información las compañías que nos proporcionen presupuesto nos darán un precio contrastado y nos mantendrá la cotización durante un período de tiempo, según la normativa interna de cada cia, un mes, quince días, tres meses... Durante ese período la compañía puede convertirlo en póliza una vez nos hayamos decidido.

Hasta aquí ya sabemos que los precios depende, fundamentalmente, de la bonificación que hayamos adquirido con el paso de los años. Otros aspectos que influyen en el precio son la edad, los años de carnet o si incluimos a menores de 25 años como conductores ocasionales, pero son cuestiones en las que no vamos a profundizar en este artículo.

pixabay

¿Qué pasa con la bonificación?

La bonificación se mantiene mientras hagamos nuestros seguros en compañías adheridas al sistema SINCO, éste no es más que un sistema informatizado mantenido por una empresa externa llamada TIREA. Si has leído la entrada que sugeríamos anteriormente te irá sonando todo esto. Tienes que tener en cuenta que la póliza ha de estar en vigor para que el sistema conecte con SINCO.

¿Qué compañías están dentro de este sistema?

Estas son las compañías qué están adheridas al fichero SINCO según UNESPA

Mientras cambiemos de unas compañías a otras de la lista la bonificación no se perderá. 

Cuando entramos en los numerosos comparadores que hay en internet, se nos abre un abanico de posibilidades porque nos ofrecen una gran variedad de precios y compañías, sin embargo, aunque podemos intuir que las aseguradoras que nos ofrecen precios más bajos son inferiores a las compañías líderes del mercado, muchas veces no sabemos, que muchas de las compañías y agencias de suscripción que nos ofrecen precios baratos no están en SINCO.

Además, estos comparadores nos ofrecen un precio aproximado porque en realidad no conectan a SINCO, si no que simulan el historial siniestral cuando nos preguntan cuestiones como los años en la compañía, número de siniestros en los últimos años, número de siniestros culpa... Preguntas a las que casi nadie responde la verdad. El precio posteriormente debe ser confirmado y ahí nos llevamos la sorpresa-

¿Y si yo contrato el seguro con una compañía que no esté en SINCO ocurre algo?

Si contratamos con una compañía que no esté en SINCO podemos olvidarnos de la bonificación que tengamos en ese momento, la perderemos.. Cuando queramos cambiar de compañía, ninguna compañía nos dará buen precio al no poder acreditar nuestra buena bonificación. 

En este caso, tendríamos dos soluciones molestas: una de ellas sería volver a la compañía origen, es decir, la última compañía SINCO que nos ofrecerá un precio algo mejor que el resto por guardar nuestro historial en sus propios sistemas, probar suerte en alguna compañía donde tengamos otras modalidades de seguro, hogar, vida, decesos, o bien solicitar a la compañía actual, la que no está en SINCO, que nos emita un certificado de siniestralidad para poderlo aportar en la cia a la que pidamos precio.

Si gozamos de bonificación y tenemos precios interesantes cuando nos cambiamos de una a otra compañía, ten cuidado de no salirte del sistema SINCO porque puede que después tengas problemas.

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro