Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

Cuando tomamos la decisión de hacer un seguro de hogar con una u otra compañía, creemos que tomamos la decisión más acertada. En algunas ocasiones, nos afanamos en conocer las garantías que nos ofrecen; sumas aseguradas y exclusiones. Otras veces, quizás por las circunstancias, el precio es un factor decisivo y nos decantamos por la opción más económica.

En otros supuestos, contratamos a través de comparadores que únicamente nos muestran una relación de las garantías que contiene el producto, sin especificar más detalles. A veces incluso ni siquiera visualizamos el condicionado general de la modalidad de seguro, donde viene detalladamente las inclusiones y exclusiones.

Lo cierto es que tras contratar el seguro de hogar, nos inunda una tremenda satisfacción porque consideramos que el seguro de nuestra vivienda nos cubrirá cualquier contingencia.

Conocer qué estamos contratando, las sumas aseguradas de cada partida, los límites y las exclusiones que expresamente establecen las aseguradoras; nos evitarán sorpresas inesperadas en más de una ocasión.

¿Nuestro seguro de hogar cubre la placa vitrocerámica?

Hagámonos antes otra pregunta. ¿De qué forma se puede estropear la vitrocerámica?

- Por avería (uso u obsolescencia)
- Por rotura (golpes)
- Por sobretensión

pixabay
Tenemos que tener en cuenta que la compañía hará frente a cualquier eventualidad cubierta por las garantías de la póliza. Generalmente, las aseguradoras nunca van a cubrir la avería por uso u obsolescencia. Entre la cantidad de ofertas existentes en el mercado, quizás puede que encontremos algún producto de hogar donde nos ofrezcan apoyo en la reparación de averías de equipos electrónicos o electrodomésticos, pero, en todo caso, la indemnización se va a limitar a cubrir el desplazamiento del profesional y algunas horas de mano de obra, limitando la cobertura, a una cantidad concreta y número de siniestros al año, cuestiones estas que probablemente no compensen con respecto al incremento que experimenta la prima de seguros al incluir este tipo de garantías.

Partiendo de esta premisa, lo más común es que la aseguradora cubra la rotura por golpes y la sobretensión.

Hay que comprobar que tenemos incluidas esas garantías en póliza porque no todos los productos incluye la vitro y prestar especial atención a cuestiones como, franquicias en la avería de equipos electrónicos o electrodomésticos y la cobertura que nos ofrecen por roturas, ya que hay compañías que sólo cubren la rotura de la placa vítrea, es decir, el cristal. 

De esta manera, si nuestra placa es relativamente antigua, puede que no exista repuesto para el cristal, con lo que, nos indemnizarán únicamente por el cristal, indemnizaciones que van entre los 200 y 300€. Otras aseguradoras cubren tanto el cristal como aquellos otros elementos que hayan sido dañados por el golpe cuando son parte inseparable.

Estos detalles llegado el momento son los que marcan la diferencia entre un producto bueno y otro que no lo es tanto.

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro