Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

No es un secreto que los seguros, al igual que cualquier otra actividad, son un negocio para las compañías aseguradoras, que basan su rentabilidad, en la diferencia existente entre los siniestros que tienen que pagar y las primas que perciben.

Mantener un buen equilibrio en la cartera de clientes, priorizar las acciones encaminadas a la contratación de aquellos ramos más rentables y llevar a cabo una estricta normativa de suscripción, son algunos de los factores fundamentales para el éxito.

¿Eres una persona de edad y ya ninguna compañía te hace un seguro de decesos? ¿Tienes un familiar con más de 70 años y te preocupa que ninguna compañía quiera asegurarlo?

Lamentablemente, la mayoría de las compañías del mercado, no aseguran a personas mayores cuando hablamos de seguros de vida, de salud, o como el caso que nos ocupa, de decesos.

Y si llevas toda la vida pagando algunos de estos seguros, llegará un momento en que la compañía te comunique que rescinde el contrato. La edad es un factor de riesgo que las aseguradoras intentan evitar en determinados ramos del seguro.

¿Qué opción hay?

Si quieres que todo el proceso lo gestione una compañía de seguros, la única alternativa es el seguro conocido como "prima única" o "edad de oro".

pixabay
¿Qué modalidad es esa?

Un método poco ventajoso para el asegurado y que consiste en que la aseguradora cobra la prima correspondiente al seguro de una sola vez y en un pago único. No habría mayor inconveniente si no fuese porque el importe de la prima en estos casos corresponde prácticamente al importe en sí del propio servicio funerario. Hablamos de entre 3.000 y 6.000 € como una cantidad general dependiendo de la provincia en donde habitualmente resida el cliente.

Con esta premisa, si eres una persona mayor y no quieres dejar que tu familia asuma  los costes y trámites del sepelio en caso de fallecimiento, o no quieres que estos costes mermen abruptamente los ahorros que quieras legar a tus herederos, además de la modalidad de seguro que acabamos de mencionr, tienes otra opción.

 ¿Qué otra opción hay?

La otra alternativa que tenemos es pagar el coste del sepelio poco a poco. Existen funerarias que ofrecen al cliente la posibilidad de pagar el servicio en cómodos plazos mensuales. De esta manera, vamos a tener en vida, la opción de asumir los gastos sin necesidad de hacer inicialmente ese desembolso importante que piden la mayoría de las compañías.

Y lo más importante, no se trata de un préstamo, por lo que, no vamos a tener que pagar ni un sólo euro de intereses. Además, podemos contratar las opciones que más nos interese, ihumación, incineración, tanatorio, gestoría, traslado al lugar de recidencia, etc. La idea se basa en aportar períodicamente un capital destinado a un fondo que cubra la contingencia que queremos contratar.

Si llegado el momento, hemos pagado la totalidad del servicio, la empresa funeraria se encarga de todo sin más gastos para los familiares. Si ocurre el hecho que motiva la prestación del servicio y no hemos tenido la posibilidad de pagarlo en su totalidad, la empresa funeraria reclamará a los familiares del difunto la parte de los gastos que no se pudieron aportar al capital del fondo, sin embargo, estos gastos podrán ser abonados igualmente sin ningún tipo de intereses y de manera períodica si así lo hemos acordado en contrato.

¿Quieres solicitar presupuesto por esta contingencia? Hazlo aquí

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro