Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

Cuando contratamos un seguro de vehículos lo primero que miramos es que tenga contratado, entre otras coberturas, la garantía de asistencia en viaje. Salvo que nuestro vehículo sea recien sacado de fábrica y disponga del servicio de asistencia en viaje que presta la propia marca; es impensable contratar un seguro de vehículos sin incluir esta garantia. 

Sin embargo, la cobertura de asistencia no es ilimitada. Existen compañías que ofrecen la posibilidad de contratar la asistencia de forma básica o amplia. En ocasiones, se recurre a la garantía básica con el fin de abaratar en lo posible el precio del seguro. 

Muchas de esas veces, el propio mediador nos advierte, otras, la contratación la hacemos nosotros mismos por internet en la web de la compañía o a través de comparadores, y en otros supuestos, es el mismo mediador el que con intención incluye la garantía básica para garantizarse la póliza sin darnos opción a elegir.

En el presupuesto, debe aparecer el tipo de asistencia que nos incluyen si la aseguradora tiene varias modalidades.  Y en cualquier supuesto, puedes conocer previamente a la contratación el alcance de esta cobertura a través de los condicionados generales que las propias compañías aseguradoras tienen en sus webs. Basta con ser un poco curioso e interesarse por ello.

Tras la contratación, junto con la póliza, también deben entregarnos el condicionado general del producto, generalmente en papel. Ese librito debe contener los límites y partidas de la asistencia en viaje claramente indicados. Ten en cuenta que en muchas compañías la prestación del servicio de asistencia en viaje está suscontratado.

¿Qué quiere decir esto?

Esto quiere decir que no es la compañía aseguradora la que presta el servicio de asistencia en viaje, si no que éste se gestiona por empresas especializadas contratadas por la aseguradora para tal fin. Empresas  como Euroassistance o Asitur por ejemplo.

¿Qué significa esto? ¿En qué me afecta a mí?

En principio, no tiene por qué afectarnos, ya que estas empresas suelen prestar sus servicios adecuadamente sin mayor inconveniente dentro de los límites contratados para esa garantía en póliza. Salvo que se indique lo contrario en nuestro contrato de seguros, la asistencia en viaje incluida en nuestro seguro es de prestación de servicios.

¿Qué queremos decir?

Quiere decir que debemos llamar a los números de teléfonos proporcionados por la compañía para solicitarlo, de esa manera, la compañía o la empresa que deba realizar la asistencia en nombre del asegurador; lo hará garantizándose los precios acordados a través de su red de colaboradores (grúas, taxis, transporte sanitario...).

Pero, ¿qué ocurre si tenemos un siniestro donde hemos resultado lesionado y han tenido que trasladarnos en ambulancia?, ¿qué ocurre si somos dueños de una flota de vehículos y nuestro empleado por las circunstancias del siniestro ha recurrido a una grúa ajena al seguro? ¿Qué ocurre si son las autoridades las que, en un momento de confusión, llaman directamente a grúas externas?

Ocurre que tenemos un problema.  La empresa de grúas facturará sus servicios al propietario del vehículo que deberá abonar inicialmente su importe.

Imagen: pixabay.com
¿Qué podemos hacer después? ¿Con quién debemos gestionar el reembolso?

Si nuestra póliza es sólo de prestación de servicios y no incluye específicamente el reembolso, tenemos que encontrarnos ante una circunstancia excepcional para poder reclamar el reembolso de nuestra factura. ¿Cuál es una circunstancia excepcional? Aquella en la que, por causa de fuerza mayor nos vemos obligados a llamar a la grúa o ésta ha sido llamada por las autoridades.

Si estamos en uno de estos supuestos, podemos dirigirnos a la compañía, o a la empresa donde esté subcontratada la asistencia para solicitar el reembolso de gastos, pero ojo, se van a ceñir a los límites establecidos en tu contrato de seguro y tomarán como referencia el coste que el servicio hubiera tenido para la empresa de asistencia o la aseguradora si el servicio lo hubiese prestado con sus propios medios.

¿Qué significa esto?

Pongamos un ejemplo...

Imaginemos que un gruista nos cobra 500 € por remolcarnos el coche desde el lugar de la avería hasta el taller de nuestra elección, sin embargo, ese mismo remolcaje hubiese tenido un coste pongamos de 200 € para la aseguradora o la empresa de asistencia subcontratada si el servicio se hubiese realizado a través de su red de colaboradores. En ocasiones la diferencia entre estos costes es parecida y en esos casos nos pagarán la factura íntegra.

¿De qué forma hay que reclamar el reembolso? ¿Qué debemos aportar?

Lo conveniente es leer las condiciones particulares de la póliza y aclarar quién nos presta el servicio de asistencia, si es la propia compañía de seguros o si es una empresa delegada. Una vez tengamos eso claro, hay que llamar para saber qué documentación precisan. En principio, no tienes por qué comentar cuál ha sido el problema, quieres sólo informarte de la documentación que necesitas aportar.

Aunque no en todos los casos, generalmente solicitan:

- Albarán del servicio original  firmado y sellado por el gruista
– Factura original del servicio firmada y sellada
– Carta explicativa donde se justifican las razones por las cuales se ha llamado a una grúa externa
– Justificante de pago al gruista
- Titularidad bancaria del asegurado por si procede el pago.

¿Cuánto tiempo tardan? Depende de cada compañía/empresa, en algunas el reembolso lo puedes solicitar tú mismo online a través de sus webs corporativas y mediante una referencia puedes ir comprobando el estado.

La garantía de asistencia no es sólo rescate y remolcaje, también incluye partidas por reparación urgente en carretera, pinchazo, falta de combustible, pérdida de llaves..., y por supuesto, servicios inherentes a las personas, servicio de taxi, hotel, transporte, traslados, conductor profesional y un largo etcétera. No todas las compañías ofrecen coberturas tan amplias. Es conveniente que puedas enterarte de lo que se supone que vas a contratar.

Cuando hablamos de asistencia en empresas de transporte o flotas de vehículos,  se pueden diferenciar varios tipos de modalidades: asistencia por prestación de servicios, reembolso de gastos o mixto. Por lo general, en grandes empresas la asistencia se contrata de manera independiente al seguro obligatorio de circulación. Fundamentalmente, por dos razones principales: la alta frecuencia con la que se utiliza este servicio y la calidad de la prestación.

Si podemos contratar la asistencia aparte, la siniestralidad que se derive de ella, no nos va a perjudicar la bonificación del seguro obligatorio de la flota de vehículos, con lo cual, nos va a compensar. En cuanto a la calidad de la prestación, las aseguradoras especializadas en este tipo de productos, suelen dar una cobertura mayor. Hay empresas especializadas como ARAG, DAS ó RACE.

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro