Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

Actualmente, existen pólizas específicas en el mercado que comercializan algunas compañías para cubrir la caída accidental de móviles y tablets, algunas de esas pólizas cubren también los daños originados por mojadura o sobretensiones.

El auge y la proliferación de este tipo de pólizas, que generalmente se puede contratar en muchos establecimientos que venden este tipo de aparatos electrónicos, como Mediamark, El Corte Inglés o PC Componentes; ha hecho que muchas compañías generalistas pongan su punto de mira en ese nicho de mercado tan suculento.

Puede parecer raro que alguien quiera asumir el coste de un seguro para algo tan poco común como es asegurar un aparato electrónico; sin embargo, los móviles de hoy día son cada vez más sofisticados y tecnológicos, por lo que, el coste de estos terminales a veces los convierte en un artículo de lujo con precios casi prohibitivos. De ahí que muchas personas decidan asegurar sus dispositivos con el fin de garantizar la cobertura ante cualquier imprevisto.

¿Qué ocurre con este tipo de riesgos cubiertos por las compañías?

Quizás lo que ocurre con casi todos los seguros pertenecientes a otros ramos, es decir, existen pólizas con mucha frecuencia de siniestros  y otras que terminan finalmente por anularse sin haber dado nunca un parte.

No obstante, estadísticamente este tipo de aseguramiento suele tener mucha incidencia. Algo lógico por otra parte si tenemos en cuenta que quien paga un seguro, quiere la cobertura que paga ante la eventualidad. Con el uso que hoy le damos a los móviles y tablets de última generación, no es anormal que, en cualquier momento, este tipo de dispositivos sufra algún golpe o caída accidental.

Cada vez las aseguradoras ofrecen mayores coberturas en los productos de hogar, algo que sin duda, nos resulta positivo, sin embargo si lo pensamos bien, supone un arma de doble filo, ya que a mayor siniestralidad, mayores primas futuras.

Imagen: pixabay
Hoy un seguro de hogar nos cubre una cantidad por continente y contenido, los daños por agua, las roturas, los fenómenos meteorológicos, las joyas dentro y fuera de caja fuerte, la responsabilidad civil como cabeza de familia, la inherente al hogar, la ampliada a la vida privada, pero es que además, también nos cubren el atraco fuera de la vivienda, el usu fraudulento de tarjetas, y entre muchas otras garantías, ofrecen además la cobertura de teléfonos móviles. Y todo eso lo podemos obtener por primas cada vez más ajustada.

¿Eso es posible? Sí, las compañías lo hacen posible persiguiendo un estricto control de la siniestralidad de la cartera, para que unos pocos, no perjudiquen los precios de los demás. No hay trampa ni cartón, pero no nos engañemos, los seguros son un negocio como otro cualquiera, y cuando los gastos superan a las primas, suponen una pérdida para la compañía, lo que se materializa en la subida de primas, o algo peor, que la aseguradora aplicando el art 22 de la LCS, rescinda unilateralmente el contrato de seguro al vencimiento.

Entre todos los productos existentes en el mercado, nosotros vamos a referirnos al producto 3H comercializado por Generali. En esta modalidad de seguro aparece la garantía denominada "Protección para su teléfono móvil" y cubre la reparación del teléfono móvil a consecuencia de un hecho accidental o, en caso de no ser posible, la sustitución por otro de similares características con un máximo de 200 € por siniestro y anualidad de seguro.

No resulta una cuantía elevada si tenemos en cuenta que cualquier smartphone de gama media hoy día supera esa cantidad. Sin embargo, también nos incluye hasta un máximo de 1.000 euros por siniestro y anualidad de seguro, por el coste de las llamadas no autorizadas en caso de robo del teléfono siempre que haya sido denunciado ante las autoridades.

Si tienes una póliza 3H por Generali, puedes dar el parte correspondiente por teléfono, a través de tu mediador o en cualquier sucursal de esta compañía. No obstante, antes de nada, ten en cuenta que debes aportar la factura del teléfono, ya que es el único modo posible de acreditar que el teléfono es de tu propiedad, pero además, ten muy presente que el titular de esa factura debe coincidir con el tomador de la póliza de seguros.

Si vas a dar un parte sobre esta cobertura, te van a derivar a Euroassistance que es la empresa subcontratada para la prestación de esta contingencia.

Y te solicitarán lo siguiente:

- denuncia ante las autoridades (sólo en caso de robo)

- declaración de siniestro explicando cómo ha ocurrido

- dni del titular

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro