Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

Revisar los valores declarados en nuestra póliza para cada partida, o hacer correctamente una póliza de hogar, nos pueden evitar en un futuro muchos quebraderos de cabeza. Cuando queremos asegurar nuestra vivienda, hay dos cosas fundamentales a la que tenemos que prestar especial atención.

Son el continente y el contenido. Por continente entendemos el valor de construcción de la vivienda con los elementos inherentes a ella (puertas, ventanales, armarios, etc), y por contenido, se hace alusión al valor de los elementos que se encuentran en el interior del domicilio.

De la correcta valoración de estas dos partidas principales, va a depender la posible indemnización a la que podamos tener derecho si ocurre alguna eventualidad cubierta por las condiciones de nuestra póliza de seguros. 

Si ocurre un siniestro y nuestras partidas son correctas, la compañía nos indemnizará el importe concreto que nos corresponda según informe pericial. Sin embargo, si existe infraseguro la compañía podrá aplicarnos la denominada regla proporcional.

Imagen: pixabay
Hay que tener muy encuenta los denominados bienes de valor especial y asimilables. Por bienes de valor especial se hace referencia a aquéllos como obras de arte o elementos de colección que por su valor singular puedan considerarse especiales.

"De la correcta valoración de las partidas de contenido y continente dependerá la indemnización que tengamos derecho a recibir"

Quien tenga la posibilidad de comprar una obra de arte de considerable valor, probablemente, tenga la capacidad suficiente como para permitirse incluirlo en la póliza de hogar o hacerle una independiente sin mayor inconveniente. Sin embargo, hay muchos aficionados coleccionistas que, por desconocimiento o dejadez, no incluyen elementos de colección en sus pólizas de seguros.

Muebles antiguos de importante valor económico o colecciones de elementos valiosos, pueden hacer que los valores que hayamos indicado al contratar nuestra póliza de hogar, resulten erróneos, corriendo el riesgo de vernos descubiertos pese a estar inicialmente convencidos de tener cobertura.

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro