Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

Los conceptos de infraseguro y sobreseguro tienen una relación muy estrecha cuando nos referimos al seguro de hogar. La línea entre una situación de infraseguro y una situación de sobreseguro es tan fina, que podemos pasar de una a otra con mucha facilidad.

Es recomendable siempre adaptar nuestro seguro de hogar, a las circunstancias que tengamos en cada momento. Es muy posible que lo que queramos que nos cubran sea hoy distinto a mañana.

Veamos lo que son estos conceptos. El infraseguro y el sobreseguro se dan, fundamentalmente, cuando hay un siniestro. ¿Qué casualidad, verdad? Las compañías de seguros calculan nuestro presupuesto de hogar a través de una plataforma informática. Los cálculos se hacen siguiendo las características del riesgo (vivienda) que queremos asegurar, es decir, si se trata de una vivienda urbana, si es rural, los metros cuadrados que tiene, etc.

Cuando la persona de la compañía que hace el presupuesto, introduce en el aplicativo todos los datos que las compañías precisan, el propio sistema informático, le proporciona una cuentía orientatita para continente y contenido, basada en la información que hemos proporcionado.

Esa cantidad puede modificarse al hacer la póliza por diversos motivos. La puede modificar nuestro mediador de seguros para abaratar el coste del recibo, con la connivencia o no del cliente que, en muchas ocasiones, le da instrucciones al respecto. También porque el cliente comunique a la compañía, por ejemplo, que ha amueblado su vivienda con muebles de especial valor.

Imagen: pixabay
Podríamos poner infinidad de ejemplos como los anteriores, pero lo cierto es que debemos ser bastante precisos a la hora de asegurar nuestro hogar y, en todo caso, sería mejor una situación de sobreseguro que de infraseguro.

El infraseguro se da, en las partidas de continente y contenido, cuando tenemos declarado en póliza, una cantidad inferior al valor real que tiene nuestra vivienda. Por ese motivo, cuando hay un siniestro y el asegurador manda a un perito, las compañías entienden que el asegurado ha dejado de pagar mayor prima que la que hubiese resultado en caso de estar correctamente asegurado, y por tanto, indemnizan en proporción aplicando lo que se conoce como regla proporcional que veremos después.

El sobreseguro tiene lugar cuando tenemos declarado en póliza unos valores superiores a lo que realmente vale lo que tenemos en casa. También puede advertirse cuando ocurre un siniestro. En este caso, la compañía sólo recomienda actualizar los valores de la póliza, pero también podemos reclamarle a la aseguradora la prima que hemos abonado de más.

"La línea entre una situación de infraseguro y una situación de sobreseguro es tan fina, que podemos pasar de una a otra con mucha facilidad"

La única manera de evitar las situaciones de infraseguro y sobreseguro es peritar la vivienda, pero las compañías de seguros no lo hacen al contratar el seguro, por el coste que les supone. También para nosotros, por lo tanto, es conveniente tener buen ojo y ayudarnos de los valores catastrales para el continente y las facturas que podamos tener sobre los elementos que compenen el contenido.

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro