Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

Como veíamos en nuestra anterior entrada, podemos reclamar los daños materiales ocasionados a nuestro vehículo, en los casos de fenómenos meteorológicos anormales, como son las inundaciones.

No obstante, para que podamos tener derecho a esa indemnización, hemos de tener suscrita una póliza de seguro, con cualquiera de las aseguradoras que operen en España. Pero no sólo eso, tenemos que tener una póliza que nos cubra algún tipo de cobertura de daños al propio vehículo, como por ejemplo, la garantía de lunas.
No tendríamos derecho a indemnización si únicamente tenemos contratada la póliza de responsabilidad civil, sea la obligatoria o la obligatoria y voluntaria. Además, la póliza de seguro tendrá que estar vigente en el momento del siniestro y su prima pagada. Asimismo, el Consorcio, para proceder con la indemnización, tomará como base la póliza de la compañía con sus límites y condiciones.

Algunas compañías ofrecen al cliente, entre sus servicios, la gestión de este tipo de reclamaciones, pero si te toca reclamar a tí, hazlo cuantos ante, ya que, por lo general, la tramitación de siniestros en estos casos suele ser lenta.

"Los siniestros por inundaciones son consorciables. Será el consorcio de compensación de seguros quien nos indemnice. Algunas aseguradoras ofrecen esa gestión a sus asegurados, otras en cambio, no"

La reclamación puedes realizarla de varias formas:

- Por teléfono: en el 902 222 665 ó el 952 367 042 (de lunes a viernes de 09:00 a 18:00 horas).

- Online: a través del siguiente enlace (aunque necesitas certificado electrónico)

- Por escrito: rellenando la solicitud que adjuntamos aquí Deberás presentarla luego en la Delegación Regional del Consorcio o enviarla por correo postal. En este último caso recomendamos por correo certificado con acuse de recibo.

Ten presente que las solicitudes que hayan sido enviadas por email o por fax no serán tenidas en cuenta.

Para los casos anteriores necesitarás disponer de la siguiente información: 

- El nombre de tu aseguradora y tu número de póliza.
- Datos de la persona que presenta la solicitud y también los datos del asegurado que conste en la póliza (nombre y apellidos o razón social; NIF o CIF; dirección y teléfonos de contacto).
- El número de cuenta corriente donde quieres que te hagan el ingreso de la indemnización.
- Marca, modelo y matrícula de tu vehículo.

Si la presentas por escrito, deberás adjuntar también a la solicitud, fotocopia de la póliza actualizada y debe comprender el período en que ocurre el siniestro. Copia del condicionado general y particular (véase entrada) y fotocopia del recibo.
Una vez hayas gestionado esto, solicita o anota la referencia que te den del expediente. Puede que tengas que necesitarla más adelante.

Imagen: pixabay
Cuando se abra el siniestro, se le asignará un perito al mismo que tendrá que ponerse en contacto contigo. Cuando lo haga comunícale en qué taller tienes tu vehículo o indícale a qué taller puede ir a tasar los daños (tenlo ya apalabrado con tu taller de confianza, no esperes a que te llame el perito para gestionarlo).

Si tus daños son menores y tienes que reparar porque te hace falta utilizar el vehículo, da orden al taller para que haga fotografías de las condiciones en que llega el coche a sus instalaciones. Pon especial énfasis en que guarden las piezas que hayas tenido que sustituir y no repares más de lo que necesites para poder circular correctamente.

Hazte de presupuestos o facturas de lo que tengas que reparar o hayas reparado. Durante la visita del perito del Consorcio, además de los presupuesto y/o facturas y fotos, tendrás que tener el original de tu póliza de seguros y una copia, el original y copia también del recibo de la póliza, y te pedirá igualmente una copia de cuaquier recibo de consumo donde aparezca el número de cuenta corriente que indicaste en la solicitud que hiciste al Consorcio, así podrá verificar la cuenta.

El Consorcio realizará siempre el pago por transferencia bancaria. El proceso en ocasiones suele dilatarse, por lo que, ten paciencia. De todos modos, siempre tienes la posibilidad de consultar la situación del expediente que se siga por tu caso con el número de referencia que te dieron con la apertura del siniestro tras tu solicitud.

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro