Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

La declaración amistosa de accidente es el documento formal que utilizan todas las compañías. Este documento, permite a las aseguradoras, aplicar plazos para reconducir la gestión de siniestros, a través de unos convenios a los que denominan CIDE / ASCIDE (más adelante veremos qué son), y que en suma, posibilitan agilizar el trámite. 

No siempre disponemos de la declaración amistosa de accidente. En ocasiones, cuando vamos a buscarla para rellenar el parte, es cuando nos damos cuenta de que no la tenemos. Tiene que darse una doble casualidad para que ninguna de las partes disponga de ese documento. Si ha sido ese tu caso, no te preocupes.
Si no se ha hecho el parte, podemos comunicar el siniestro de varias formas. La forma más correcta en este caso es a través de un escrito formal. Un folio con nuestros datos en el membrete, dirigido a la entidad donde tengamos asegurado nuestro vehículo.

En este documento debemos indicar los siguientes datos:

- Fecha del siniestro.

- Lugar donde ocurre.

- Nuestros datos personales, la matrícula de nuestro vehículo y el número de póliza.

- Los datos personales que dispongamos del contrario, sea propietario del vehículo y/o conductor.

- Una breve descripción de cómo ocurre el siniestro, una reseña de nuestra responsabilidad en el mismo, y si nos es posible, un croquis.

- También debemos indicar dónde se localizar los daños, tanto en nuestro vehículo, como en el contrario.

- Nombre, apellidos, DNI y nuestra firma.

Imagen: pixabay
Una vez hecho este documento, lo podemos entregar en la Sucursal de la compañía aseguradora (si es ésta tu opción, imprime dos copias y que te pongan un sello de entrada en la copia que te lleves). También puedes personarte en las oficinas de tu mediador de seguros, está obligado a presentar este documento en la compañía y en tu nombre, o a abrir el parte correspondiente de siniestro si puede operar con la compañía a través de un aplicativo.

De igual modo, puedes mandar ese documento por fax o email por cualquiera de las dos vías que mencionábamos antes. Tanto uno como otro, tienen que disponer de esos medios de contacto.

"Cualquier documento donde aparezcan los datos fundamentales del siniestro puede servir para comunicar la ocurrencia del mismo a la compañía"

Actualmente, existen muchas compañías que operan por internet. Si estás asegurado en algunas de ellas, como Línea Directa, Fénix Directo, Nuez Seguros, etc, también puedes comunicar tu siniestro por teléfono.

Si te aperturan el parte sobre la marcha, ya sea por teléfono o en persona, exige que te indiquen el número de siniestro y escríbelo en el documento que te lleves o bien anótalo, puede que te haga falta más adelante para cualquier gestión relacionada con él.

Bottom Ad [Post Page]

LaGuiadelSeguro