Header Ads

Hablamos de autos...

Artículos de hogar

Ad Home

¿Plazo fijo con la banca o productos de ahorro con las aseguradoras?

Para quienes han ahorrado con gran esfuerzo una cierta cantidad de dinero durante parte de su vida, es importante determinar qué se puede hacer con él para sacar alguna rentabilidad. El interés en la cuenta de ahorros es prácticamente ridículo si pensamos en otras alternativas del mercado financiero y asegurador.

En lo primero que debemos pensar es en garantizar nuestro dinero y la mejor forma de hacerlo, pasa por analizar detenidamente las posibilidades que tenemos y los productos financieros que nos ofrecen unos y otros.

La mejor alternativa siempre es depositar nuestros ahorros en un plazo fijo bancario que nos aporte tranquilidad, ya que el clásico plazo fijo que nos ofrece el banco está garantizado por el propio Gobierno a través del Fondo de Garantía de Depósitos hasta el límite de 100.000€ por persona y entidad, cuando hablamos de entidades españolas. En los casos de bancos europeos con sucursales en España, están acogidos a la garantía de su país de origen, no siendo inferior en cualquier caso de 100.000 €. Lo que quiere decir que si la entidad donde tenemos nuestros ahorros quiebra o pasa por procesos de impago, tendríamos nuestros ahorros a salvo de que se esfumasen. 

Destacar que nuestros ahorros están garantizados por persona y entidad. Es decir, si tenemos una cuenta, por ejemplo, en el Banco Santader, cuya cuenta tenga dos titulares, tendremos garantizados 200.000 €, si la cuenta tiene tres titulares, 300.000.

pixabay
Hay que tener cuidado con los productos bancarios que entrañen riesgos, que sean mixtos o que no estén garantizados por el fondo de depósitos al que hacíamos referencia anteriormente como las acciones por ejemplo. Como todos sabemos, ha sembrado un precedente, un punto de inflexión, un antes y un después la cantidad de casos relacionados con las preferentes, los pagarés del Grupo Ruiz Mateo, o las estafas piramidales de supuestas empresas financieras nacionales o internacionales como Lehman Brothers.

Gracias a que han salido a la luz y a la opinión pública todos estos casos, somos más conscientes del riesgo y estudiamos más a fondo todas las posibilidades, lo que hace que estemos más alerta a las rentabilidades milagro. Tengamos en cuenta que nadie da duro por pesetas.

Partiendo de esta base, vamos a hacer alusión a algunos de los muchísimos productos financieros y/o de ahorro que ponen a nuestra disposición las compañías aseguradoras.

Ninguno de estos productos está garantizado por el Fondo de Garantia de Depósitos del Banco de España en caso de quiebra de la aseguradora. Tanto la rentabilidad como el propio capital que aportemos estará garantizado únicamente por la solvencia de la compañía. Recuperar ese dinero aportado dependería de la liquidación que el Consorcio de Compensación de Seguros hiciese.

Por lo general, los grupos como Generali o Allianz son grupos fuertes que tienen un gran patrimonio de inmovilizado, edificaciones fundamentalmente, además de un volumen de negocio muy importante tanto en España como en otras partes del mundo. Su solvencia es de acreditado reconocimiento y sus cuentas auditadas periódicamente en un estricto control de supervisión.

¿Cuál es la contrapartida? La más importante es la rentabilidad bruta total. Mientras una entidad bancaria hoy te da apenas dinero por un plazo fijo clásico, las aseguradoras ofrecen rentabilidades de entre 3 y el 4%, aunque en algunas ocasiones, tienes que dejar tu dinero varios años depositado en la compañía.

A veces, la mejor forma de asegurar tu dinero es no moverlo demasiado. Nunca contrates un seguro de ahorro o inviertas todo lo ahorrado. 

ADVERTISEMENT

Con la tecnología de Blogger.