Header Ads

Hablamos de autos...

Artículos de hogar

Ad Home

¿Talleres concertados o talleres de nuestra confianza?

Cada vez más las compañías apuestan por su red de talleres concertados. Un amplio abanico de posibilidades cuyas prestaciones van más allá de la simple reparación del vehículo. Los talleres concertados ofrecen al asegurado servicios añadidos de forma totalmente gratuita; el aspirado interior del vehículo, el lavado exterior, revisión de puntos sensibles y niveles, vehículos de cortesía y recogida y entrega en domicilio del vehículo a reparar entre otros.

¿Quiere decir esto que podemos confiar en este tipo de talleres?

La respuesta es sí. Se tratan de talleres a veces muy reconocidos en el sector, que les interesa mantener un volumen de negocio con las aseguradoras; a cambio de bajar un poco el precio de la mano de obra, entre otras cuestiones, como por ejemplo los plazos de pago. Los servicios añadidos son un plus interesante para el asegurado que ve cómo le prestan de manera gratuita una serie de servicios cuyo costo tendría que asumir en otro tipo de talleres.

Podemos decir que para cualquier establecimiento, en este caso talleres, sería interesante facturar más por tener mayor cantidad de negocio, aunque se vean obligados a bajar los precios o la mano de obra. No obstante, hay muchos talleres, sobre todo en el sector del camión, a los que no les interesa este tipo de acuerdos. Son talleres en gran parte de marcas oficiales o de sobrenombre que, con el paso de los años, han conseguido mantener una posición de liderazgo que les permite tener su propia política de precios. Sencillamente, no les interesa facturar a menor precio para llegar a tener más clientes, porque tienen clientes de sobra.

pixabay
Por ende, ¿podemos entender que los talleres concertados no son de calidad? En realidad, no debemos entenderlo así, pues a las compañías aseguradoras no les interesa recibir reclamaciones de sus asegurados por trabajos mal hechos o mal terminados, aunque, siempre habrá casos en uno u otro sentido, tanto en talleres concertados como los que no lo son, según la experiencia propia de cada cual.

Es de destacar que las compañías siguen unos protocolos establecidos para que un taller que lo solicita pueda llegar a formar parte de su red de talleres de confianza, protocolos que pretenden mantener un listón alto en beneficio de las propias compañías y sus clientes.

¿Qué ocurre si no estoy conforme con el trabajo de un taller sea concertado o de mi confianza?

Si es un taller de tu confianza, lo vas a tener más complicado, porque en muchas ocasiones las compañías pagan una vez concluida la peritación, incluso antes de haberse concluido los trabajos, una vez que el perito ha cerrado su encargo satisfactoriamente. Tendrás que dirigirte al propio taller o a los organismos de arbitraje. En este supuesto, la obligación de la compañía se limita a pagar.

Si el taller es concertado, la cosa cambia. Podemos reclamar a la compañía por un trabajo mal realizado en uno de los talleres de su red, lo que va a posibilitar que el perito nuevamente compruebe el trabajo realizado y solicite al taller una nueva intervención en el caso que proceda sin más molestias para ti.

ADVERTISEMENT

Con la tecnología de Blogger.