Header Ads

Hablamos de autos...

Artículos de hogar

Ad Home

Se me ha roto la luna parabrisas del coche, ¿cuál es la mejor opción para sustituirla? ¿Me afectaría a la bonificación?

El asegurador cubre la rotura de las lunas delantera y trasera, las de las puertas y otros cristales laterales que pueda tener el vehículo asegurado. Y el alcance de la cobertura se extiende a los supuestos en que el vehículo se encuentre en circulación, reposo o durante el transporte, siempre que, evidentemente, la causa que provoque la rotura de cristales, sea ajena a la voluntad del asegurado o del conductor.

Esto es algo generalizado a menos que se indique lo contrario específicamente en alguna cláusula contenida en la póliza.

¿Qué podemos hacer si sufrimos daños en la luna de nuestro vehículo?

Tenemos varias posibilidades:

1.- A tu taller de confianza o al concesionario de la marca. Al igual que ocurre cuando tenemos otro tipo de siniestros, podemos llevar nuestro vehículo para la reparación o sustitución de las lunas donde queramos, a un taller de nuestra elección o al concesionario de la marca.

Tened cuidado porque algunas aseguradoras y mediadores ajustan tanto el precio de las primas gracias a que, entre otras opciones, incluyen en las pólizas una cláusula por la que únicamente podemos reparar los daños de chapa o lunas en talleres concertadas con la compañía.

Si eliges esto y el taller no está concertado con la compañía, ten muy en cuenta que antes de que te reparen las lunas, tendrás que comunicar el parte primero a tu compañía y luego tendrás que solicitar encargo pericial.

El perito deberá hacer informe de valoración y trasladarlo a la compañía. Así no surgirán problemas posteriores cuando tengan que indemnizarte, ni tendrás que molestarte en solicitar y entregar ninguna documentación.

Si tienes un vehículo comercial o un camión, te encuentras en ruta y/o has tenido la mala suerte de tener una rotura de cristal que no te permita desplazarte muy lejos, también podrás hacer la reparación en cualquier taller o concesionario sin que intervenga un perito, sin embargo, en este supuesto sí tendrás que cuidarte de solicitar lo siguiente:

- Fotografías de los daños desde varias perspectivas, y sobre todo que en alguna de las fotos, se vea la matrícula de tu vehículo con los desperfectos en la luna.

- Orden de trabajo del taller firmada por el asegurado / conductor.

- Factura del taller a nombre del asegurado.

- Albarán o factura de las piezas sustituidas que deberá aportar el taller.

Imagen: pixabay
Luego toda esa documentación junta tendremos que enviarla a nuestro mediador o entregarla en la sucursal de nuestra compañía junto con un breve escrito de comunicación de siniestro. Si tu aseguradora opera por internet, tendrás que enviarlo por fax o correo electrónico.

El tramitador del expediente dará intervención a un perito de la compañía para su visado, y si la factura que has pagado está dentro de los precios de mercado, te abonarán su importe. Si por el contrario, no está dentro de los precios de mercado porque el taller te la haya jugado (nocturnidad, festivo…), puede que tengas problemas y tengas que asumir una diferencia.

En este ejemplo, ¿me contará desfavorablemente en mi bonificación? La respuesta es que sí. Se contabilizará como un siniestro de culpa, perdiendo parte de la bonificación que puedas tener en ese momento.

2.- A un taller concertado con la compañía. Los talleres concertados aplican precios especiales a los aseguradores, y por tanto, las compañías intentan por todos los medios que sus asegurados vayan a estos talleres.

¿Y cómo fomentan el uso de sus talleres concertados? Con ventajas y servicios adicionales.

Cuando vas a un taller concertado, no es preciso comunicar a tu compañía con antelación el siniestro. No tendrás que esperar a que un perito vea los daños, pues estos talleres cuentan con un sistema denominado de teleperitación. 
Tampoco vas a tener que solicitar ninguna documentación al taller para entregarla posteriormente a la compañía. Y además si das un único parte de lunas al año no va a afectarte a la bonificación. Incluso si das más de uno no llegará a afectarte considerablemente en tus descuentos por no siniestralidad.

Aparte, tendrás servicios adicionales como el aspirado interior del vehículo o el lavado exterior del mismo por citar algunos ejemplos.

Sin embargo, como en todo el mundillo del cristal del automóvil es muy complejo. Las compañías aprietan para ajustar al máximo los precios que pagan por los cristales, las comisiones que algunas empresas de cristales pagan a los mediadores por enviarles clientela, supone sumar costes y al final los beneficios que obtienen las cristalerías son bastante reducidos. Lo que provoca que muchas veces la calidad de los cristales se reduzca, sobre todo ahora con vidrio procedente de países emergentes, cuya calidad queda en tela de juicio
.
La figura de un buen mediador siempre es importante, pues, salvo casos de excepción, un mediador serio y competente, mirará exclusivamente por los intereses de sus clientes recomendando siempre la mejor opción.

ADVERTISEMENT

Con la tecnología de Blogger.