Header Ads

Hablamos de autos...

Artículos de hogar

Ad Home

¿Qué son los Seguros de Decesos? ¿Qué influye en la prima? ¿Y cómo ahorrar dinero cada año en nuestra póliza de Decesos?

Los Seguros de Decesos son aquellos, por el que el asegurador, garantiza la prestación de un servicio fúnebre, al fallecimiento de cada uno de los asegurados, de acuerdo a las condiciones particulares y generales de la póliza contratada.

El importe del servicio fúnebre, queda establecido automáticamente por el sistema informático de cálculo de primas que utilizan las compañías, y se basan, fundamentalmente, en la edad del asegurado, su estado de salud y el precio que las funerarias cobran a las entidades aseguradoras por un servicio prestado en una localidad determinada. De ahí que el código postal de nuestro lugar de residencia, influya en el coste de este tipo de aseguramientos.

Por servicio fúnebre tenemos que entender el conjunto de elementos y prestaciones necesarias para efectuar el sepelio del asegurado fallecido, desde el arca fúnebre, a servicios de tanatorio, corona, lápida, etc. Son momentos difíciles y dolorosos por lo que, las compañías aseguradores hoy en día ofrecen, prácticamente, todos los servicios inherentes a este tipo de situaciones, tanto los servicios básicos que hemos comentado, como aquellos otros vinculados a la gestión de documentación, certificados, traslados, etc.

Es importante destacar que la prestación del servicio hay que solicitarla a la compañía aseguradora en el momento del suceso a través de los teléfonos habilitados para ello. Sólo así la compañía cubrirá el total del coste del servicio fúnebre, incluso, asumirá los sobrecostes del capital asegurado en póliza que pudieran originarse, cuando un suceso de estas características, ocurra en otro lugar distinto al de residencia o cuando la complejidad del suceso requiera de un gasto mayor.

Imagen: pixabay
Por servicio fúnebre tenemos que entender el conjunto de elementos y prestaciones necesarias para efectuar el sepelio del asegurado fallecido
Hay que saber que la compañía de seguros podría negarse a pagar el total del servicio fúnebre, si los familiares del asegurado contratasen el servicio directamente con la funeraria, sin haber llamado previamente a la compañía. En este caso, la compañía podría limitarse a pagar el capital establecido en póliza. Tengamos en cuenta que las aseguradoras tienen precios convenidos con las funerarias, y profesionales, en ocasiones exclusivos, o contratados bajo condiciones especiales.

Veamos ahora que el seguro de decesos lo podemos contratar en función a tres variables:

- A prima natural: anualmente va incrementando la prima de nuestro seguro en proporción a nuestra edad y a los capitales contratados.

- A prima seminatural: la prima aumenta cada cierto período de tiempo en proporción a nuestra edad y a los capitales contratados..

- A prima nivelada: la prima siempre es la misma, no aumenta en proporción a la edad, únicamente, aumenta si aumentan los capitales contratados. Esta modalidad suele ser la más cara, aunque siempre pagaremos el mismo importe.

- A prima única: se paga la prima estipulada en el contrato de seguro de una sola vez.

Una vez tratados estos conceptos generales, nos interesa saber una serie de nociones que nos van a hacer ahorrar en nuestro seguro de decesos.

El panorama asegurador español, plagado de ofertas y con una competencia feroz, ayuda mucho a la hora de contratar cualquier tipo de aseguramiento a buen precio, y nuestro seguro de decesos, no debe ser para nosotros una póliza especialmente delicada. Actualmente, existen muchas ofertas, y la mayoría, salvo excepciones, son muy buenas y tienen una gran cantidad de garantías complementarias incluidas en el mismo precio.

Antes de nada, comparar. Se recomienda poner sobre la mesa varios presupuestos y prestar atención a las garantías que nos ofrecen y al precio que nos van a cobrar por ellas. Queremos ajustar el precio de nuestro seguro, pero veamos las cosas razonadamente; no nos lo van a regalar, y si creemos que alguna compañía lo hace, tenemos que desconfiar.

Hay que tener en cuenta que las compañías, mediadores y corredores de seguros juegan con unos márgenes de descuento que pueden aplicar para abaratar el precio de nuestra póliza. Si ya estás asegurado, pide presupuesto en otras compañías o con otro mediador, conseguirás sin duda un precio mejor.

Si estás contento con tu compañía o con tu mediador, o si tu compañía te ofrece mayor confianza, aprovecha esos presupuestos que pidas para conseguir un descuento en la prima del próximo recibo, pero recuerda, siempre debes gestionarlo, como mínimo, con más de dos meses de antelación, ya que, si quieres o te interesa rescindir el contrato con tu compañía debes comunicarlo por escrito con dos meses de preaviso según el artículo 22 de la Ley de Contrato de Seguro. Además, será algo que tengan muy en cuenta porque si lo pides cumpliendo tus plazos, sabrán que sabes lo que estás haciendo.

¿Se te ha pasado el plazo y tu seguro te va a cumplir en breve? Quizás consigas la reducción de prima que buscas, pero ten en cuenta que, si cambias de compañía, y devuelves el recibo de la cia anterior, te podrán reclamar con la ley en la mano por no haber avisado con dos meses de preaviso, surgiendo molestias diversas que podrías evitar haciéndolo correctamente.

ADVERTISEMENT

Con la tecnología de Blogger.