Header Ads

Hablamos de autos...

Artículos de hogar

Ad Home

¿Cómo ahorrar al contratar mi seguro de hogar?

Lo primero que tenemos que hacer para ahorrar en el seguro de hogar, es contratar de manera razonable las coberturas de nuestro seguro. Los productos que ofrecen las aseguradoras son cada vez más completos. Ya no se asegura sólo el incendio de la vivienda como antiguamente, ahora son seguros multirriesgo. Y, en estos productos, las compañías ofrecen una gran diversidad de garantías.

Desde el incendio de la vivienda, la roturas de cristales, los daños por agua, por fenómenos meteorológicos o la responsabilidad civil, hasta garantías por inhabilitación temporal, robo, atraco fuera del hogar o la rotura de teléfonos móviles entre muchas otras. No debemos caer en la tentación de querer asegurarlo todo, porque asegurarlo todo vale dinero.

No vale de mucho contratar determinadas garantías pensando en hacer uso de ellas con relativa frecuencia, porque lo que en realidad estaremos haciendo, es perjudicar seriamente nuestra siniestralidad. Siempre hay quien intenta sacar beneficio del seguro haciendo uso de garantías como el atraco fuera del hogar sin que verdaderamente éste se haya producido, el robo de teléfonos moviles, el robo de bolsos o carteras, etc.

Los seguros están para hacer uso de ellos cuando ocurra una eventualidad cubierta por la póliza, pero, no nos engañemos, los seguros son un negocio como cualquier otro, y deja de serlo para las compañías cuando los datos de un cliente son negativos para sus intereses, lo que provocará que nuestra prima de seguro se incremente en cada vencimiento, o peor, que la compañía de seguros nos rescinda el contrato.

Para evitar esto y tener un índice siniestral aceptable que nos permita seguir asegurado algunos años en la misma compañía sin que tengamos problemas; lo más recomendable es hacer uso del seguro cuando verdaderamente lo necesitemos y, sobre todo, para cuestiones de relativa importancia.

Pese a ser buenos, algunas compañías de seguros, nos premian en cada vencimiento, con una subida a veces simbólica, otras considerables, cuya justificación se debe a los índices correctores que las compañías aplican por culpa de unos pocos cuya siniestralidad es un desastre.

"Analizar los precios del mercado con antelación al vencimiento natural de nuestra póliza y contratar las coberturas más importantes, puede ayudarnos a ahorrar en nuestro seguro de hogar"

En estos casos, la compañía de seguros debe comunicar el importe del nuevo período con una antelación mínima de dos meses. Si recibiste ese comunicado, contacta primero con tu compañía y/o corredor y muestra tu disconformidad.

En la mayoría de los casos, suele ser efectivo, pues, la situación actual del mercado y la voraz competencia, obligan a las compañías a disponer de descuentos adicionales que aplican en estas situaciones.

Imagen: pixabay
Si has tenido la mala suerte de haber declarado uno o más siniestros en la anualidad anterior y la compañía no te baja el precio, siempre puedes solicitar presupuesto en otras compañías aseguras, pues, la siniestralidad en el seguro de hogar, al contrario que ocurre con los vehículos, sólo queda registrada en la compañía de origen.

La compañía a la que acudas a pedir precio, te lo dará de acuerdo a los datos que le proporciones sobre las características del inmueble y las coberturas que quieras contratar, pero no te recargará el precio por tu siniestralidad en la compañía de procedencia, pues, no pueden acceder a esos datos.

Si eres de esas personas que son fieles a una compañía en concreto porque te ha ido allí muy bien, siempre puedes hacer el seguro del inmueble a nombre de tu marido, mujer o pareja, cuyo DNI no aparezca con siniestralidad en la compañía. Como beneficiario del seguro en caso de siniestro podrás poner al dueño de la vivienda en caso de que el tomador del seguro no lo sea.

ADVERTISEMENT

Con la tecnología de Blogger.